¿Quiénes somos?

Somos el Sr. y la Sra. Frugalez. Inspirados por los conceptos de minimalisto y libertad económica, decidimos cambiar completamente nuestras vidas para librarnos de la necesidad del trabajo y vivir de forma plena, creativa y feliz.

Nuestra historia

Siempre habíamos vivido conforme a la pauta establecida: Estudiamos, fuimos a la universidad, nos sacamos un máster, conseguimos trabajos en los cuales progresamos hasta tener un buen sueldo. Incluso teníamos el honor de trabajar con un contrato fijo. Así que nos casamos y alquilamos un pisito en la ciudad. Comprábamos cosas que se nos antojaban, íbamos a restaurantes, hacíamos viajes durante los 15 días de nuestras vacaciones. Habíamos, en definitiva, cumplido con todo lo que se esperaba de nosotros: llevar una vida muy normal. Sin embargo, no éramos felices. Nuestros trabajos nos gustaban y nos llevábamos estupendamente con nuestros compañeros. Pero nos pasábamos el día metidos en la oficina y, cuando salíamos, estábamos tan drenados mentalmente que solo nos quedaba energía para sentarnos a ver la tele. Nos habíamos olvidado de las cosas que nos aportan auténtica felicidad.

Vivíamos para el fin de semana. Odiábamos los lunes y los domingos nos parecían deprimentes porque eran el último día del fin de semana. Nuestro trabajo era una obligación que cumplíamos día tras día, año tras año, para poder tener esas nóminas a principio de mes con las que comprábamos cosas. Un día nos dimos cuenta de que la vida iba a ser así hasta los 65 años. Y decidimos cambiar.

¿Cómo empezó todo?

Hartos de calentar sillas en los escritorios del mundo corporativo, de vivir para el fin de semana y de poner nuestros sueños en segundo plano “porque hay que ganar dinero”… Decidimos dejar de quejarnos y empezar a actuar. Con el objetivo de romper con las cadenas de la semana de 40 horas, emprendimos una labor de investigación, estudio y aprendizaje (que continúa a día de hoy) para poder alcanzar la independencia y comodidad económica que nos permita eliminar la necesidad del trabajo convencional.

Así, entramos en contacto con conceptos como minimalismo, frugalidad, independencia económica o consumo responsable. Descubrimos que la blogosfera mundial reúne a muchas personas alrededor de estos ideales. Inmediatamente, nos sentimos identificados. Encontramos inspiración en personas que han logrado transformar su vida simplemente volviendo a lo esencial: Dando prioridad a las cosas verdaderamente importantes de la vida y la felicidad de las personas, y eliminando todo lo superfluo.

El cambio

Poco a poco, transformamos nuestras vidas y nuestros hábitos de consumo y logramos ahorrar hasta un 50% de nuestros ingresos anuales (y estamos trabajando para aumentar ese porcentaje).

Planeamos todas nuestras compras de la forma más eficiente posible. Hemos dejado de comprar cosas innecesarias y de darnos caprichos que no nos aportan verdadera felicidad. Compramos de segunda mano todo lo que podemos y participamos en intercambios de bienes. Además, hemos aprendido a hacer un montón de cosas en casa que antes solíamos pagar para tener hechas (como cortarnos el pelo o hacer arreglos).

Este proceso nos ha enseñado mucho. Aprendimos a basar la felicidad en las relaciones humanas y en las experiencias de cada momento, y no en las posesiones materiales o el estatus social. Aprendemos nuevas habilidades: coser, pintar, cambiar baldosas. Redescubrimos nuestras pasiones: escribir, dibujar. Por si fuera poco, vivir de esta forma nos ha convertido en personas mucho más conscientes por el medio ambiente y el ecosistema. Vivir de forma frugal y minimalista reduce nuestra huella ecológica y fomenta actitudes y prácticas sostenibles a largo plazo.

Nuestra misión

Nuestra misión es muy simple: generar abundancia para alcanzar la libertad económica y, de paso, salvar el mundo de las trágicas garras del consumismo. ¡No somos nada ambiciosos, como veis!

No somos expertos en finanzas ni en economía. Lo que sabemos lo hemos aprendido sobre la marcha y aplicándolo a nuestra vida, hablando con personas que han hecho lo mismo, investigando, leyendo, estudiando… Y seguimos aprendiendo cada día. Sin embargo, esta forma de ver y vivir la vida nos ha cambiado tanto y nos ha traído tanta felicidad, que queremos compartir estas ideas con todo el mundo que esté interesado en experimentar transformaciones similares, para crear un mundo más feliz y sostenible.

¡Gracias por suscribirte al blog y compartir con nosotros tu camino hacia la independencia económica! Nos encantaría conocerte y saber cómo estás planeando tu viaje hacia esa independencia. Envíanos un mensaje o déjanos un comentario en el blog. También puedes seguirnos en Twitter o inspirarte en nuestros tablero de Pinterest, donde puedes encontrar desde proyectos DIY a recetas de cocina.

 

NOTA:

No somos expertos en finanzas ni inversiones, nuestros conocimientos se deben únicamente a la experiencia personal. En este blog queremos inspirar y animar a los demás a llevar una vida minimalista y frugal. No cobramos por ofrecer nuestros consejos y no vendemos fórmulas mágicas para hacerse rico. Nuestros consejos y el acceso al blog siempre será gratuito. Somos grandes enemigos del spam y de la publicidad. Nunca hablaremos de productos solamente para ganar unos céntimos en comisiones. Sin embargo, para apoyar el blog, compartimos enlaces afiliados solamente a aquellos productos que nosotros conocemos bien. Solo lo hacemos cuando consideramos que son buenas compras por su relación calidad precio y por la utilidad y valor que han aportado a nuestras vidas. ¡Gracias por estar aquí!